En esta ocasión os quiero hablar de cómo comenzar a dibujar con carboncillo y con técnicas de dibujo similares para papel. Es una de las técnicas más antiguas que se conocen puesto que uno de los materiales dibujísticos más empleados en la prehistoria fueron restos vegetales carbonizados.

En la actualidad, el carboncillo es una técnica seca de dibujo que solemos utilizar cuando abordamos el dibujo más desde la mancha que desde la línea aunque su versatilidad nos permitirá trabajar formas y lenguajes diferentes que veremos a continuación.

Es una técnica popularmente conocida para sombrear. En primer lugar vamos a hablar del material necesario, tipos de carboncillo y materiales complementarios, para después pasar a desarrollar un poco sobre la parte técnica y creativa para desarrollar los dibujos y maneras diferentes de comenzar un dibujo.

Dibujar con carboncillo: materiales básicos y complementarios

En el mercado podéis encontrar carboncillo de diferentes grosores. El carboncillo es una rama de bog,un tipo de arbusto, o vid que está carbonizada. Os recomiendo adquirir diferentes grosores para que podáis trabajar diferentes trazos con diferentes anchuras. Los más finos nos van a permitir trabajar perfiles contornos y los más gruesos nos van a dar la posibilidad de sombrear grandes zonas y superficies.

carboncillo materiales

Es muy útil hacernos con una pequeña caja en la que vayamos organizando nuestro material de dibujo de carboncillo. En esta caja pondremos los carboncillos y además otros materiales que nos van a permitir sacar mejor partido a esta técnica.

  • Los difuminos

    Nos permiten fundir y difuminar sobre el papel el carboncillo. Son pequeños rollos de papel enrollados en forma cilíndrica y que acaban en punta. Es necesario una preparación previa de este material. La punta de los difuminos ha de golpearse suavemente, con pequeños toques, con un martillo, a la vez que se gira para ablandar su punta. De este modo evitaremos que arañen el papel posteriormente y eso nos permitirá que podamos trabajar con ellos con suavidad. Cuando la superficie del difumino esté muy manchada y oscura, podemos limpiarla para volverla a utilizar con una lija fina para recuperar el blanco original del difumino.

  • Gamuza de piel

    Os la recomiendo para sacar blancos, para limpiar zonas del papel que queramos borrar. Especialmente útiles son las gamuzas amarillentas que se utilizan para limpiar los cristales de los coches. Las encontraremos en las secciones de artículos de automóviles de las grandes superficies y supermercados.

  • Trapo de algodón

    Cualquier resto de camiseta antigua de algodón no servirá para fundir o extender el carbón sobre la superficie del papel.

  • Goma Milán

  • Gomae carboncillo

    Os recomiendo la marca Faber castell. Son gomas de color gris normalmente que se parecen a una pastilla cuadrada de plastilina tienen la misma textura.

  • Lápiz goma

    Nos permite borrar con trazos más finos.

  • Lápiz grase

    Os recomiendo la marca CONTÉ. son lápices que oscurecen bastante porque su mina es muy grasa y no se borran con facilidad. Lo emplearemos únicamente para contornos y perfiles u oscurecer zonas en las que tengamos la certeza de que no queremos borrar

  • Carbón prensado

    Es una barra gruesa de apariencia similar al carboncillo pero con un componente mucho más graso. Nos va a servir para intensificar los oscuros en la fase final de nuestro dibujo.

Los tipos de papeles

La medida ideal para empezar será un DINA3 o un DINA2 y podéis subir a un tamaño de 50×70 centímetros. Os recomiendo las marcas de papel Fabriano o Ingres. Para bocetos y cosas que no tengan tanto valor, podéis utilizar papel reciclado también llamado papel de pescadero o papel Torreón.

Mi recomendación es que probéis los papeles antes de decidiros por el definitivo. El Papel Ingres considero que es muy receptivo con el carboncillo y se crean atmósferas y tonalidades muy interesantes con él. El Fabriano lo he utilizado mucho, especialmente los de gramajes altos, porque permite borrar y sacar claros con facilidad y digamos que es menos “delicado” y admite un trabajo mas gestual. Aunque insistamos mucho en el papel, no se daña.

dibujar con carboncillo

Algunos artistas lo han utilizado

La lista es inabarcable. Con esta técnica podemos trabajar desde lenguajes más tradicionales imágenes más abstractas o enfoques y representaciones más modernas.

Pongo dos ejemplos de dos artistas actuales: William Kentridge y Robert Longo. No es necesario que con el carboncillo a día de hoy representemos únicamente esculturas o bodegones. Podemos poner de actualidad este lenguaje representando imágenes contemporáneas, sin olvidar el impulso y el testimonio de la antigúedad.

Modos de comenzar un dibujo

  • Línea: Dibujando con línea sobre el papel en blanco. Podemos proceder de este modo a encajar como venimos haciendo con el lápiz, insistiendo en líneas esquemáticas y proporcionando la altura y la anchura de nuestro objeto de representación.
  • Mancha: Manchando con esponja o con trapo solamente los huecos sombreados sin utilizar apenas líneas. Este método nos permite trabajar de una manera más libre o abstracta y libre desde el comienzo.
  • Marea negra: Manchando toda la superficie del papel con polvo de carboncillo o carboncillo lijado y extendido posteriormente con una esponja o trapo. Utilizaremos la superficie del papel manchado como si fuese un papel gris: sacaremos las luces con la goma y oscureceremos las zonas que necesitemos presionando más en otros huecos con el carboncillo

Acabados

El lápiz Conté y el carbón prensado los utilizaremos al finalizar las aplicaciones con carboncillo. recordad que este tipo de materiales al igual que el carboncillo, deben ser “fijados”, así que al acabar o entre medias de las distintas capas, utilizaremos fijador de carboncillo o laca convencional.