Hace tiempo que quería hablaros un poco más acerca de nuestros talleres infantiles y sobre cómo trabajamos en nuestras clases de dibujo y pintura para niños.

Lo cierto es que en ocasiones nos hemos planteado si realmente los niños necesitan algún tipo de formación artística. Pero también nos hemos planteado lo contrario: si, en cambio, es mejor dejar que sea su ritmo biológico y de aprendizaje que marque esa necesidad.

Nuestra conclusión: el punto medio. Veamos cómo.

Enseñar a un niño a pintar y dibujar, un proceso delicado

Tras varios años organizando tareas docentes con la infancia hemos alcanzado una pequeña certeza: los niños no aprenden aquello que no les interesa. De esta manera, una de las premisas que tratamos con los padres en las entrevistas para apuntarse a clases de pintura, es precisamente que sus hijos deben sentir interés por las artes plásticas.

Pues sólo de esta manera un niño podrá sentirse a gusto en clases de dibujo y pintura: si le gusta e interesa lo que hace. Y si le gusta lo que hace, adquirirá rápidamente las herramientas artísticas que se le ofrezcan.

En todo caso, durante las clases no tratamos de suplir la formación artística, ausente en la escuela, y tampoco tratamos de que las clases sean una especie de clase de manualidades. Lo que les enseñamos es un posible camino trabajando con nuevos materiales, pero nuestro objetivo principal es la motivación por el arte y la pintura.

acrílico de una de nuestras alumnas

¿Cómo es una de nuestras clases?

Una clase de pintura o dibujo en nuestro estudio se desarrolla de la siguiente manera.

En primer lugar, llegan los alumnos con sus padres. Tras despedirse, van en busca de su material individual y deciden en que lugar de nuestro estudio van a trabajar. Por lo general, tanto Ricardo como yo realizamos una propuesta en común -por ejemplo, hablando de una exposición o artista actual relevante- para pasar después al desarrollo de cada trabajo individual.

En  nuestras clases de dibujo para niños pintamos los primeros meses sobre papel. El objetivo: coger soltura e incidir en el orden del material. En esta fase les damos, además, mucha libertad de elección. Los niños traen sus propias imágenes de casa y organizan el proyecto tanto con Ricardo como conmigo. El proyecto en sí, dependiendo de la edad del niño, dura entre uno o tres días lectivos.

Para niños que llegan a los 7 y 8 años es aconsejable pasar ya a pintura en vertical. En este momento les introducimos en el mundo de la pintura acrílica y los lienzos. Hasta entones, técnicas como la témpera o la acuarela dominarán nuestro objeto de trabajo.

Buen ambiente y dinámica de trabajo

Además de nuestra cercanía tutorizada, procuramos preparar un ambiente idóneo para que los niños puedan sentirse cómodos en el estudio, y para que lo vean más como una diversión que como una dura tarea más de aprendizaje.

Siempre nos acompaña música de jazz de fondo que Ricardo se encargar personalmente de seleccionar pero los días que lo consideramos necesario, son los propios niños los que nos hacen llegar sus inquietudes musicales con las que les apetece impulsar su trabajo.

Entre ellos comentan sus trabajos, orientados y supervisados por Ricardo y por mí, y nuestros propios hijos se suman en ocasiones de forma espontánea a las clases.

También hay que destacar que de vez en cuando rompemos las rutinas, generalmente al finalizar cada trimestre, y hacemos dentro de el horario de la misma clase un taller monográfico sobre arcilla, collage o arquitectura con materiales naturales.

¿Te interesa? Infórmate sobre nuestros cursos de pintura en Madrid

Aquí hemos repasado por encima cómo llevamos y en qué consisten las clases de dibujo y pintura para niños que realizamos en Ojos Azules Estudio. Por supuesto, estaremos encantados de atender tu llamada o de recibir tu visita si te apetece conocernos en profundidad y conocer mejor nuestros procedimientos didácticos.

Nuestra escuela se ubica en Madrid y ofrece cursos presenciales para niños de todas las edades. Si tu hijo tiene inclinación por el arte, el dibujo y la pintura, este puede ser el momento de ponerle “en camino”.

Accede a toda la información sobre nuestros cursos, y nuestro contacto